jueves, 19 de octubre de 2017

Las crisis y los ediles paquetes

Ayuntamiento


Castellón: Las crisis en política son para revitalizar proyectos


Vale, revitalizar proyectos. 
Lo entiendo, señor Castellón. 

Siguiendo ese argumento, el señor Castellón nos insinúa, o así nos lo parece, que los concejales responsables que estaban detrás de los proyectos a revitalizar son unos “paquetes” y que por ello había que cambiarlos, y cambiados han sido. 
¡Menuda banda! 

Estoy de acuerdo con usted y con Gabriel Amat, la banda que reunió Luis Rogelio en su entorno desafina y no hay director que la meta en cintura. 
Luis hizo una lista en la que destacar sólo él, se quitó a hombres y mujeres que venían, con sus luces y sus sombras, funcionando con cierta altura en la gestión municipal y engañó a otros candidatos que al final tiraron la toalla por vergüenza torera. 

De aquellos barros de Luis Rogelio Rodríguez y Comendador las crisis que se viven en el equipo de gobierno. 

Al Pp en el ayuntamiento lo ha salvado tener a Ciudadanos y a Miguel Cazorla como compañeros de viaje, si de verdad este grupo político hubiera hecho un trabajo serio en la corporación, no de cara a la galería y a los medios, muchas cosas tendrían que haber cambiado el joven alcalde que rige los destinos de Almería.

 No podemos echar toda la culpa de la crisis al nieto de Monterreal, hay que buscar a las personas que permitieron su ascenso a la alcaldía, y ahí hay que poner en primer lugar el nombre de Gabriel Amat, (presidente del Pp, presidente de Diputación y algo que no se debe olvidar alcalde del segundo municipio de la provincia: Roquetas de Mar) como persona que permitió que Fernández Pacheco se hiciera cargo de la vara. 

El argumento dado en mentideros políticos del Pp de que Miguel Cazorla no quiso otros nombres e impuso el de Ramón no sustenta un mínimo análisis. 
Sabemos que Gabriel es un buen y duro negociador, en este caso no lo demostró. 

Conocía lo que se cuece en el equipo de gobierno del Pp en el ayuntamiento y no fue capaz (¿o quizás no quiso?) darle una solución que beneficiara a la ciudad. 
¿Algún interés particular, don Gabriel?

A falta de dieciocho meses para las nuevas elecciones se acuerdan de que el ayuntamiento tiene importantes carencias, a falta de dieciocho meses nos hablan de que hay que revitalizar proyectos y para ello hay que cambiar las responsabilidades de los concejales.

¿Y por qué se cambian? 
Todo indica que por paquetes, por inútiles.


miércoles, 18 de octubre de 2017

Hasta las agua se se fueron de manifestación

Huelga del agua


El agua de riego hizo huelga el lunes en el Almanzora

Esta vez sí que estamos ante una huelga histórica, es la primera vez que el agua de riego, esa que alimenta unos productos agrícolas que han hecho de la provincia de Almería un emporio de riqueza, se suma a una protesta de sus usuarios, y lo hace, nada más y nada menos que con una huelga de agua caída, de cierre de grifo, de acequias vacías, de motores de impulsión parados. 

El agua de riego del Almanzora manda un mensaje a esos políticos almerienses, andaluces y españoles, a los que se les llena la boca cuando hablan de la agricultura de primor y de invernadero, pero que a la hora de la verdad, lo único que hacen es ponerle trabas. 

Uno entiende que lo más grave que está pasando en estos momentos en el país es la cansina historia de unos iluminados en Cataluña, pero eso no debería llevar a todos los padres de la patria a olvidarse del resto de las necesidades del país. 
Y es lo que viene ocurriendo desde hace años. 

No, no les voy a hablar de nuevo del PHN, pero ese norte secesionista y un político bobo de colección, tienen culpa de esta huelga que protagonizan las aguas de un trozo de nuestra provincia, cien hectómetros venían para estas tierras. 

Los políticos llevan demasiado tiempo pendientes de los secesionistas del norte y se han olvidado de las urgencias del sur y del este. 
Y lo más grave es que ese olvido no está solamente en los políticos que pululan por la meseta central, es que los que placean por los orillas del Guadalquivir están, o lo parecen, en el mismo olvido.


Cansadas, hartas, aburridas de tanto político inútil, de tanta promesa sin cumplir las aguas de riego del Almanzora han decido sumarse el lunes a la protesta de los regantes, y desde primeras horas del día, y hasta la caída del sol, han decidido dejar de lucirse por las acequias. 

Dejaran durante unas horas de ser ese rumor cantarino que ha llenado de vida y de prosperidad nuestra provincia y a sus vecinos. 
Las tierras de esta zona están sedientas, algunas se pueden quedar sin regar este año, se imponía hacer algo, y las pocas aguas que aún quedan se unen a la queja de los regantes, tan hartos y cansados como ellas del ninguneo de los políticos de turno. 

El lunes fue día de lucha en el Almanzora y día histórico, por primera vez hombres y aguas unen sus fuerzas en defensa de un futuro común para el campo.

martes, 17 de octubre de 2017

La bandera y el sentimiento

¡Banderas!


El ayuntamiento ha repartido mil banderas entre los almerienses


El tema catalán, si de algo ha servido en estos días, es para despertar un interés dormido entre los ciudadanos de este país por la nación española y su bandera. 
Cosa a la que casi todos nos hemos apuntado, con más o menos entusiasmo. 

Hasta ahora la bandera sólo nos servía para lucirla cuando jugaba la selección nacional de fútbol, a la que algunos llaman la roja, el intento de secesión de algunos iluminados catalanes le ha dado a la bandera de España el otro significado, el de que representa la unidad social y política de todos los españoles y por ende de la nación. 

¿Deben poner los almerienses la bandera de España en sus balcones?
 El que quiera que lo haga, es muy libre de hacerlo, y por no hacerlo no dejará de ser más o menos español. 

Y ahora a la polémica política entre el Pp y el Psoe de Almería, con crítica de Pérez Navas. 
La cuestión de fondo es si un ayuntamiento, en este caso el de la capital y presidido por un alcalde del Partido Popular, debe pagar y regalar con dinero público banderas de España a los vecinos. 

Dicen que fueron mil, y si fueron dos mil almerienses los que se acercaron a por su bandera ¿qué hizo el ayuntamiento con el resto, qué les ofreció? 
A algunos les parecerá oportuno el regalo de la bandera,  otros no verán esa oportunidad. 

No creo que sea competencia de los ayuntamientos regalar banderas, que unos pueden o podemos ver bien, y que otros están en su derecho de no hacerlo y criticarlo. 
El dinero es de todos los ciudadanos, no de unos señores que mandan en el ayuntamiento. 

El almeriense que quiera poner una bandera roja y gualda en su balcón, porque siente la necesidad de decir que es y se siente español que se la compre, que la sienta como suya, que se gaste el precio de dos cervezas y que la cuelgue con orgullo en su balcón. 
Y para ello no creo que tenga que esperar a que su ayuntamiento le regale la bandera de su país.

Es muy patriótico y emotivo que el ayuntamiento regale banderas de España, y más en estos días ante la secesión llevada a cabo por los catalanes, pero estamos ante el gran problema de las administraciones, se hacen responsables de unas competencias que no les pertenecen y se gastan el dinero de los ciudadanos en sus intereses políticos más cercanos. 
Por cierto, no se hace uno más español porque cuelgue la bandera en su balcón.


lunes, 16 de octubre de 2017

El lío del Psoe y el pingurocho

Junta-Psoe


El ayuntamiento es libre para el cambio de ubicación del Pingurucho


Hay historias en nuestra ciudad y provincia que no debían merecer más de un minuto de atención. 
Una de estas es dónde ubicamos el pingurucho. 
De sacarlo o no de la Plaza Vieja se ha hecho desde la oposición municipal, especialmente desde el Partido Socialista, campo de batalla política. 

¿Cómo se les habrá quedado el cuerpo cuando comprueban que desde su propio partido, y desde la gran administración que gobiernan, se les ha dejado compuestos y sin argumentos? 

Dice la Junta del Psoe, a través de su delegado en Almería, Joaquín Jiménez, que es el ayuntamiento el que tiene potestad para amueblar su casa. 
La Junta, se traduce, no tiene nada en contra de que se cambie la ubicación del monumento a los coloraos, actualmente en la Plaza Vieja. 

Lo podía haber dicho la Junta hace unos meses y sus compañeros del ayuntamiento de Almería no se habrían metido en una pelea política que les ha costado quedar con las vergüenzas al aire. 
¿Qué van a hacer ahora en el grupo socialista? 

¿Se pondrán en contra de lo manifestado por el hombre de Susana o inclinaran la cerviz y aquí no ha pasado nada? 

Lo segundo. 
El sapo a tragarse en el desayuno se las trae. 
Pero así es la política que se viene practicando en provincias donde los lejanos jefes mandan y los de aquí, como meras fotocopias hacen lo que ellos quieren.

Recuerdo al profesor Tirado y los días y meses que pasó buscando el apoyo de los almerienses para que el monumento fuera una realidad. 
No fuimos demasiados magnánimos a la hora de aportar nuestro óbolo, quizás los almerienses no entendieron bien el mensaje que se les daba con el monumento a los coloraos, o no se les explicó lo suficiente. 

El caso es que hoy en día seguimos en la misma situación, la historia de los coloraos sigue sin ser seguida, aupada y querida por los almerienses, y da la impresión que les importa un pimiento si el pingurucho sigue en la Plaza Vieja o se le ubica en otro lugar de la capital.


La impresión que tenemos es que desde la administración más importante de Andalucía, la Junta, se tiene la misma opinión sobre el pingurucho que mantienen muchos almerienses. 
El Psoe de la Junta de Sevilla deja al Psoe del ayuntamiento almeriense a los pies de los contrasentidos políticos. 

Si ni ellos, los socialistas, son capaces de ponerse de acuerdo, no pidan que lo hagan los demás.

sábado, 14 de octubre de 2017

¡Hay que acatar las sentencias!

Iglesia


El obispo de Almería ante la sentencia sobre Resurrección Galera


La jueza le dio al obispado de Almería cinco días para acatar la sentencia sobre Galera y la restituyera en su puesto de profesora de religión. 
Han pasado quince años desde su despido, y las sentencias, una tras otra, han sido pasadas por el arco del triunfo de Roma. 

¿Ha dicho algo el Papa Francisco sobre cuestión? 
Debería hacerlo. 

Cuando la jueza dio los cinco días, algunos pensamos, ¡ilusos!, que la solución estaba cerca. 
Sí, sí, cerca. 
Sobre el quinto día apareció la palabra de don Adolfo, manifestando que hay sentencias que no se pueden acatar. 

A lo “tocomocho” catalán. 
Este mismo señor, no el “tocomocho”, el obispo, dice que en la constitución está la solución para el encaje de los “sediciosos” catalanes. 
Lo de “sediciosos” es mío. 

Pero en esa constitución no debe estar, por ejemplo, el acatar las sentencias de los jueces por parte de la iglesia. 
Si se cambia la constitución para encaje de sediciosos se debería cambiar también para que se cumpla la sentencia contra el obispado y Galera vuelva a su trabajo. 

Sería mal ejemplo, se nos dijo en su día, que estando casada fuera de la iglesia diera clase a los niños. 
Y de los curas que han estado fuera de la ley y haciendo daño a esos mismo jóvenes durante años y años ¿qué? 
¡Sepulcros blanqueaos! 

La ley del embudo es lo que parece gustarle a la iglesia. 
Se le busca un encaje a Cataluña pero no a Resurrección Galera.

La diputación, la que reparte dinero de los pequeños pueblos almerienses entre asociaciones, entes militares y civiles, nos anuncia estos días que va a aportar casi medio millón de euros para arreglar iglesias en la provincia. 
Si le preguntamos a los hombres y mujeres de estos pueblos estarán de acuerdo con ese dinero que va a llegar para arreglar sus iglesias, pero no es la responsabilidad de diputación dar ese dinero. 

Recuerdo cuando desde Europa se le decía al régimen de Franco que España no entraba en la Europa de entonces mientras no hubiera democracia en el país. 
Lo mismo habría que decirle al obispo Montes que no hay dinero público para sus iglesias mientras no se acaten las sentencias.


Lo sé, estoy predicando en el desierto. 
No sirve para nada lo que se les diga, pero por lo menos que sepan que somos muchos los que no estamos de acuerdo con la postura adoptada por la iglesia en temas como los comentados.

jueves, 12 de octubre de 2017

Las mujeres vienen pisando fuerte

¡Respondonas!


Las mujeres están empezando a dar la cara en la política


La presencia de María Jesús Amate al frente de Iu, nos lleva a dar un repaso por el mundo de la política almeriense y las mujeres. 
Cierto que aún no tienen el número y el reconocimiento que se merecen, pero cada día son más las que hacen oír sus voces y lo que es más gratificante si cabe, que lo hacen sin miedo a sus jefes. 

Esther Gómez en Adra anda peleona, 
Amalia en la capital se convierte en la voz de la izquierda, 
María José López  en Roquetas rompió con su partido y ahí sigue, con más mando si cabe, en Turre 
María Luisa Cervantes no se ha quedado callada. 

Y como estos ejemplos femeninos elegidos algunos otros se vienen dando en nuestra provincia, lo que no está nada mal entre la grey femenina.

Hora era que la mujer hiciera oír su voz con más fuerza, reivindicara su presencia en unas direcciones y tomas de decisiones que siempre han estado marcadas fundamentalmente por los varones de los partidos. 
A los cuatro nombres hay que sumar el de la alcaldesa de Mojácar, que está dispuesta a dar que hablar todo lo que haga falta y más, o la de Pulpí, que llegó a la alcaldía tras la renuncia de su marido y que viene demostrando que no se arredra ante nada ni ante nadie. 

Más callada, sin aspavientos, sin darles cuartos al pregonero, pero ahí tienen a la alcaldesa de Rioja, convertida en toda una clásica de la política provincial. 

Otras están en la tarea de romper los moldes de alcaldes anteriores, caso de la de Nijar o Laujar. 
Sin olvidar a Adela en el Psoe, con mando y odio en plaza o Carmen Crespo en el Pp en la que están puestas todas las esperanzas del futuro de su partido.

A uno le gusta oír voces femeninas en la política provincial. 
Tienen otro acento, para bien o para mal, y menos miedo ante los dirigentes de sus grupos. 
Diría que son más valientes a la hora de enfrentarse con las estructuras de los partidos, y eso les supone un plus a su favor. 

En Vícar despega con fuerza una concejala del Psoe, y cuentan que en Alhama otra mujer empieza a asomar la cabeza de la mano de los pedristas. 
El tiempo dirá si se confirman las promesas que se atisban, lo cierto es que hoy en Almería las voces femeninas empiezan a tener resonancia, púlpitos y seguidores que las escuchen. 
Vienen pisando fuerte, me dice un viejo militante político.

 No están todas, otras vienen detrás pidiendo su trozo de tarta.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Otra lluvia de millones de los políticos

Partido Popular


Los mejores años de Almería están por llegar con Moreno


¡El moreno baila, el moreno ríe! 

El diputado por Almería, Rafael Hernando, manifestaba hace unos días que los mejores años de nuestra provincia están por llegar, y que lo harán con Juan Manuel Moreno, del PP. 
Antes tendrá que ganar las elecciones andaluzas, digo yo, y después gobernar, cosa esta que no es tarea fácil en la tierra de María Santísima. 

Lo acaba de poner bueno la presidenta de la Junta en el parlamento andaluz, menos bonico, de todo le ha dicho al candidato popular. 
Al Moreno del Pp se le nota que aún le falta un hervor, o por lo menos lo parece. 

No se te puede acusar de no ser nadie, de no representar a nadie, de ser un cero a la izquierda en tu partido, y que eso te lo diga una señora que acaba de perder la baza política más importante de su vida, las primarias a la secretaría general del Psoe y no se lo recuerdes. 
No sé si Susana es un cero a la izquierda en el Psoe, pero el disgusto y la derrota que le dieron las bases no se olvidan así como así. 

A uno le gustaría creer a Rafa Hernando y que los mejores años de Almería están por llegar con el Moreno. 
Lo cierto es que durante los que lleva mandando Rajoy no hemos visto mejoría alguna. 
¿La veremos? 

Lo de los mil cuatrocientos millones para el Ave de Almería hasta el dos mil veintiuno nos parece tal lluvia de millones, que nos viene a la memoria una reunión del gobierno andaluz hace unos años y la noticia al día siguiente de que se había aprobado una lluvia de millones para Almería. 

El viento, casi siempre traicionero por estas tierras se llevó las lluvias y con estas los millones. 
Me parece estar en aquellos años y con otra lluvia. 
¿Vendrá otro viento a llevárselos? 
Vendrá.


Lo cierto es que en Almería no tenemos otra referencia de gobierno en Andalucía que no haya sido el del Psoe, y no hemos salido muy beneficiados. 
Ni siquiera para los Eres contaron con nosotros. 
Eso se llama mala suerte. 
Con la cantidad de andaluces que se jubilaron con los famosos Eres y ni uno de Almería, tiene migas y con engañifa que diría un amigo ya desaparecido. 

No nos vendría mal a los almerienses un cambio de gobierno en Andalucía, conocer otra forma de gobernar desde Sevilla y para todos los andaluces, pero viendo el ejemplo del ayuntamiento de la capital, para temblar. 
Y si buscamos a C´s y Juan Marín poco cambio se atisba. 
¿Qué futuro nos espera?